Blog: 25 de Septiembre de 2017

¡Hola “gotitas de miel”! Hace dos semanas que comenzamos el proyecto AMAQTEDU.

 

 

 

Nuestro resumen a estas dos semanas podría ser: FELIIIIIIIIICIIIIIIDAAAAAAAAAAD. Fiajaos, no digo felicidad en minúsculas, digo   FELIIIIIIIIICIIIIIIDAAAAAAAAAAD en mayúsculas. Hemos conocido la felicidad verdadera en cada uno de los momentos de compartir, reír, experimentar… Hemos amado de verdad.

 


Qué sensación tan dulce…

 

 

 

Un mundo muy amargo lleno de trampas, rencores, prejuicios…, y de repente una entrega tan bonita como la de AMAQTEDU.

 

 

 

Qué increíble sensación…

 

 

 

Aún recuerdo el primer día que irrumpimos en el centro con la motivación de conocerles un poquito e invitarles a participar de AMAQTEDU. Estábamos muy nerviosos y muy muy ilusionados. Sus caritas ya nos narraban una historia; algunas estaban más iluminadas por la esperanza, otras más apagadas por el desgaste de la lucha. Recuerdo ese día como una locura de amor; estábamos tan felices que era imposible dejar de sonreír con la boca, pero mucho menos con el corazón.

 

 

 

Nuestras sesiones las tardes de domingo han estado llenas de experiencias inmensamente infinitas que no se pueden narrar con palabras o quizá yo no sea capaz de hacerlo.

 

 

 

Todos ellos nos acercan un MUNDO inconmensurable. Cada uno de una parte del mundo: Niger, Marruecos, Inglaterra, Uruguay, España…; cada uno con una historia única, emocionante y digna de ser compartida (la iremos transmitiendo en este blog, si sus autores nos lo permiten).

 

 

 

AMAQTEDU lo conforman personas, y como bien sabrás las personas son como el universo, una inmensidad por descubrir. Ellos tienen diferentes percepciones de la vida, ideología, personalidades… Ellos son parte de un mundo y en sí mismo, son  mundo.

 

 

 

Son  increíbles por su corazón; un corazón más o menos carnoso, o más o menos pedregoso, pero en el fondo, un corazón con un poso de pureza que cuando traspasa los poros de su piel, desprende un brillo cándido y casi celestial.

 

 

 

“La vida es un conjunto de momentos”. Sin duda, AMAQTEDU estará conformado por miles de anécdotas y millones de momentos. AMAQTEDU es y será pura vida y nosotros, junto a ti, nos encargaremos de difundirla.